24 ene. 2012

5-Miedo

De pequeña me caí en un pozo.Había bajado a pasar la tarde con Jane en su casa del campo(con piscina incluida).Durante toda la mañana habíamos chapoteado y nos lo habíamos pasado de miedo.Había otras chicas,que estaban con Jane,yo no las conocía,era ella quien las había invitado,pero me dijo que las conocía de su colegio de antes.Tenían pintas de pijas con sus bañadores rosas chicles y sus toallas de color también rosa,y sus ¨tía...¨.Yo tengo nombre,no me llamo tía.Bueno pues cuando nos salimos para tomar el sol(yo por mi parte estaba bien con la piel blanca),y nos sentamos en el césped,Jane me dijo que no les caía bien y que si les podía dejar solas un poco,ya que querían hablar de sus cosas,y yo no iba a entenderlo.A mi me dió igual,ya que el sentimiento era mutuo.La única que vigilaba era la abuela de Jane,que estaba con sus revistas de moda.Dije que iba a dar un paseo.Salí al campo,y cuando iba por el camino,ví a lo lejos el pozo.Fui a verlo,porque Jane me contó un día que ese pozo era tan profundo que no se veía el fondo,y que había serpientes en el ¨fondo¨.Le quité las tablas,que estaban medio rotas,y miré dentro,a ver si era verdad,no ví nada,ya que se estaba escondiendo el sol.Cogí una piedra y la tiré dentro,creo que oí algo.Me agaché más,y me escurrí,no sé como,pero fue como si me empujaran.Caí y caí.Grité y grité.Hasta que llegué al fondo,que estaba lleno de agua.Cuando me quise dar cuenta,ya era tarde,estaba dentro del pozo.No sabía qué hacer.Tenía miedo,frío y no veía nada.¿Y si lo de las serpientes era verdad?Me puse a llorar como una magdalena,y,ni gritando hasta quedarme afónica,conseguí nada.Intenté escalar la pared,pero las piedras eran demasiado redondas.Conseguí subir unos metros,pero cuando me caí,me arañé la rodilla.Lloré y lloré.Pasé allí toda la noche,hasta que al amanecer,oí unas voces,luego una sirena de policía,y después a un policía llamándome.Al fin me sacaron.Tenía hipotermia,hambre,miedo,frío y sed.Cuando salí,ví a Jane,me abrazó fuerte,y me dijo al oído:
-Lo siento Kat,lo siento tanto,jamás,en mi vida,te abandonaré o dejaré sola por otras.Lo juro.
Cuando me quise dar cuenta,estaba dentro de una ambulancia,y mientras me llevaban al hospital,ví a Jane por el espejo,llorando a lágrima viva.Jamás en mi vida había pasado tanto miedo.
Jamás hasta ahora.
-¿Quién soy?-me preguntó una voz.
Podría haber supuesto que era Jane o algún otro gastándome una broma,pero el escalofrío que recorria mi cuerpo decía lo contrario.
-¿El coco?-respondí.
Las manos se retiraron y,cuando me acostumbré a la luz,que era cegadora,ví a nada más y nada menos que a Alex.
-No tonta,hola Jane-le dedicó una sonrisa capaz de derretir el iceberg de el Titanic.
-Hola Alex-Jane le devolvió la sonrisa.
-¿Qué haces aquí?-le pregunté.
-Ocupándome de buscar a unos amigos-me miró raro-bueno,tengo que irme,ya nos veremos,y un placer conocer a tus amigas de vista.
Le seguí con la mirada hasta que se fue.Qué tío más raro.
-Ains,cada segundo está más bueno-le contó Jane a Alice.
-Y que lo digas,qué tío.
La tarde transcurrió con total normalidad.Nos montamos en las atracciones,hablamos,comimos de nuevo,y cuando nos fuimos nos despedimos como amigas,con un fuerte abrazo.Sólo Jane y yo ibamos al instituto juntas.Las demás iban a otros dos diferentes.Alice y Carry a uno que no llevaba uniforme(como nosotras)y las otras a uno de uniforme azul oscuro,gris y blanco.Odio los uniformes,pero me gustaría ponerme uno algún día.
De camino al coche,en el aparcamiento(que estaba vacío salvo por nuestro coche y una furgoneta negra),volvimos a oír,yo incluida,a los lobos,pero esta vez más cerca,para ser más precisos,delante nuestra.Despacio,agarré a Jane por la manga de su cazadora y le susurré:
-Voy a distraerles,tú ve a pedir ayuda.
-Pero...-me miró como diciendo¨No te hagas la heroe ahora¨.
-¡Ve!-le empujé tan fuerte que casi se cae al ir hacia atrás.
No podía apartar la mirada de los lobos.Eran 5.No acabaría con uno antes de que los demás me atacaran.Cuando por fin Jane se fué,me preparé para lo que viniese a continuación.No me importaba lo que pasase,sólo queriá que Jane estubiese bien.Llamadme egocéntrica,pero sólo quiero que los demás esten a salvo.Tampoco le temo a la muerte.Pero me da pena dejar un vacío en los de mi alrededor.Andaba yo en mis cabilaciones,y no me di´cuneta hasta demasiado tarde que ahora eran más,y que encima me habían rodeado.Malditos lobos.
El que debía ser el macho Alfa,ya que parecía el más viejo,y teniá el pelo platino,dió un paso adelante mostrandome los dientes.Me dió entre asco,repelús,y risa.Era gracioso,no sé por qué.
Con sorpresa,ví como sus huesos crujían,sus zarpas se convirtian en manos,su hocico en una cara de humano,y todo su cuerpo lobuno se iba quedando sin pelo,y convirtiéndose en el cuerpo de un hombre de pelo canoso,de unos 50 años y que me miraba con un odio que jamás he visto en nadie hasta ahora.Los demás lobos se quedaron en su posición,sólo el estaba de esa forma.
-Tu debes de ser Katherine Angelina-me quedé callada,no sabía qué hacer.Me hizo una reberencia que hizo crugir los pocos huesos que habían sobrevivido antes-yo soy Lucian,el rastreador de los licántropos,y hemos venido a matarte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Holaaa^^,bueno,si lees esto,es que has llegado a leer la entrada:D y eso me alegra^^Sois todos bienvenidos,y ahora,unas cita de mi libro favorito,y recordad,respeto a los demás;) :

-Adiós-dijo.
-Adiós-dijo el zorro-.He aqui mi secreto.Es muy simple:no se ve bien sino con el corazón.Lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos-repitió el pricipito,a fin de acordarse.
-El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
-El tiempo que perdí por mi rosa...-dijo el principito,a fin de acordarse.

El Principito

-Caminando en línea recta no puede llegar uno muy lejos.

- Es mucho más difícil juzgarse a uno mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.

-Creo que,para su evasión,aprovechó una migración de pájaros silvestres. --No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo lo hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

-Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

- Todas las personas mayores han sido, primero, niños. Pero son pocas las que lo recuerdan.

-Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde,empezaré a ser feliz a las tres.
Besos:3